JOSEP SARQUELLA

Pintura

“Sigo a Joan Mas y su pintura desde hace años. Personalmente nos conocimos en la peña La Punyalada, cuando los sábados por la tarde nos reuníamos pintores, periodistas y escritores de muchas tendencias en aquel bar-restaurante que había en la parte alta del Passeig de Gràcia de Barcelona, casi junto a la Diagonal, para hablar de exposiciones y de proyectos relativos al arte. Joan Mas era de los más callados del grupo, pero cuando decía alguna frase siempre lo hacía con inteligencia y con voluntad de defender la pureza del arte. No tenía ningún interés por el mercantilismo, aunque vivía de la pintura. Se veía que su voluntad era conseguir, tanto en la pintura como en el dibujo, la mejor expresión del progreso humano por medio de las virtudes de concordia y de solidaridad entre las personas. Por eso sus temas predilectos eran los paisajes urbanos, en que unas casas se apoyan en las otras y las escenas de juegos de niños, ya que en ellas veía como niñas y niños, sin saberlo, se ejercitaban para continuar por la sociedad y trabajar por su progreso.

JOSEP SARQUELLA